22
Ene
09

CONGRESO PROVINCIAL DE LA FESE DE COTOPAXI

VICTORIOSO CONGRESO DE LA

FESE EN COTOPAXI

Masiva presencia de estudaintes de diferentes colegios

Masiva presencia de estudiantes de diferentes colegios

En la ciudad de Latacunga se realizó el Congreso Provincial de la FESE, el mismo que contó con la participación de 19 colegios de la Provincia, en este evento se debatió la Situación Política Nacional, la Constucción de la Patria Nueva y el Socialismo, la FESE y las Tareas para el próximo periodo.

Se eligió también a la nueva directiva conformada por:

  • Presidenta: Jennifer Velasteguí – Colegio Vicente León
  • 1ra Vicepresidenta: Silvana Guanotasig – Colegio Victoria
  • 2da Vicepresidenta: Evelin Paucar
  • Secretaria: Vanessa Barrera

Éxitos en sus labores.

Anuncios
03
Dic
08

I Congreso de Estudiantes Indígenas

Manos y voces diversas tras un mismo objetivo

Tomado del periódico Opción

Más de ochocientos delegados de diez provincias participaron en este Primer Congreso de Estudiantes Indìgenas del Ecuador

Más de ochocientos delegados de diez provincias participaron en este Primer Congreso de Estudiantes Indìgenas del Ecuador

“Entre una rosa blanca y una roja no hay diferencia, más que en su color; lo mismo ocurre entre los pueblos indios, negro y mestizo de nuestro país”. Pensamiento maduro con el que Martina Quilumbango, estudiante del colegio Federico Páez de Otavalo, retrató a la sociedad ecuatoriana en medio de los debates producidos en el Primer Congreso de Estudiantes Indígenas, realizado el pasado 28 de noviembre.

Hasta ahora conocimos de asambleas, reuniones, convenciones de organizaciones indígenas en general, pero es la primera vez que se realiza un congreso estudiantil de esta naturaleza. La iniciativa surgió de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador FESE para “incorporar organizativamente a este importante sector de la juventud que ha sufrido la opresión y discriminación de un Estado erigido sobre los pilares de la explotación capitalista y la opresión nacional”.

El evento efectuado en el Coliseo Instituto Superior República del Ecuador, de la ciudad de Otavalo, al que asistieron poco más de ochocientos delegados de diez provincias, discutió en diez comisiones y en una reunión plenaria dos temas centrales: la actual situación política del país y las condiciones en las que se desenvuelve la educación intercultural bilingüe.

Los delegados valoraron como positivos varios acontecimientos que se producen en el Ecuador de hoy, particularmente que la nueva Constitución reconozca el carácter plurinacional, pluricultural y multiétnico de nuestro país, con lo que “no solo se reconoce una realidad existente desde hace muchos años, sino que se reivindica a los pueblos indígenas sometidos a la discriminación”.

Temas como la denuncia respecto de los responsables del antipatriótico endeudamiento externo o como el pedido de salida de las tropas norteamericanas de la base de Manta fueron entusiastamente respaldados, así como también se criticó la negligencia con la que actuó el Ministro de Educación, Raúl Vallejo, para atender la entrega del carné estudiantil, conseguido por efecto de varias movilizaciones locales y nacionales.

Alto interés, y sobre todo preocupación, motivó la discusión respecto del sistema de educación intercultural bilingüe. Es un hecho que al respecto el Ministerio de Educación tiene mucho que hacer. Si en los centros urbanos nos encontramos con establecimientos educativos en pésimas condiciones materiales, en las zonas rurales los problemas se multiplican.

Actualmente se invierte 150 dólares por cada estudiante del sistema educativo intercultural bilingüe, mientras que en el sistema educativo convencional se invierte, como promedio, 320 dólares por estudiante; debido a la falta de partidas docentes y de maestros capacitados para impartir clases en el sistema intercultural, solamente el 40% de ellas se lo hace en Kichwa, lo que actúa en detrimento de la afirmación de elementos de identidad cultural.

Frente a los graves problemas que afectan al sistema intercultural bilingüe,

cong-ind-2

Resoluciones

El Congreso aprobó una plataforma de reivindicaciones de la que resaltamos dos aspectos:

1.- Socializar y fortalecer el contenido del Modelo Educativo de Interculturalidad Científica.

2.- Contar con un Diseño Curricular que tome en cuenta: Un currículo vinculado a la producción y lleva consigo las necesidades de cada pueblo o nacionalidad, con actualización científica en sus contenidos y apoyado en el desarrollo tecnológico; un bachillerato ligado a los problemas del país, de la vida pero que dé soluciones a los mismos; racionalización de la carga horaria, poniendo atención a las actividades que vinculen la enseñanza y la práctica.

El Congreso finalizó con la elección de una Comisión Coordinadora de los Estudiantes Indígenas, que forma parte del Comité Ejecutivo Nacional de la FESE. Esta comisión estará presidida por Patricio Ortiz, estudiante del Colegio Nacional San Pablo. (GPA)


31
Oct
08

Leer a Marx, moda o necesidad

“Los lectores provienen de una joven generación académica que se ha dado cuenta que las promesas neoliberales de felicidad se han demostrado falsas”

Un editor alemán que publica literatura comunista constató que las ventas de la obra “El Capital” se incrementan de manera sistemática y progresiva. “En 2005 vendí 500 ejemplares, en 2006 unos 800 y en 2007, 1.300. En los primeros nueve meses de 2008 vendí ya 1.500. Las cifras en valores absolutos no son impresionantes, pero el progreso, sí”, aseveró. En tanto que la venta del Manifiesto del Partido Comunista, entre mayo y octubre de 2008, se incrementó en un 900% comparado con el 2007. Esta realidad le lleva a concluir que “una sociedad que siente nuevamente la necesidad de leer a Marx es una sociedad que se siente mal” a la vez que constata que “los lectores provienen de una joven generación académica que se ha dado cuenta que las promesas neoliberales de felicidad se han demostrado falsas”

La crisis financiera y la recesión económica que sacude al sistema capitalista imperialista mundial es la causa a la que se atribuye el incremento de las ventas en Alemania del I Tomo de “El Capital” de Carlos Marx y del “Manifiesto del Partido Comunista”, emblemática obra escrita por Marx y Engels. En estos históricos documentos científicos se exponen los fundamentos de sus concepciones sobre la economía capitalista; el análisis crítico de la misma, al poner en evidencia la explotación del trabajo asalariado, el origen de la concentración y acumulación de la riqueza, así como, las inconciliables contradicciones sociales que generan; la teoría de la lucha de clases y el papel del proletariado; la sustentación de sus convicciones socialistas a la luz de la concepción materialista dialéctica para demostrar el curso del desarrollo social y la inevitable transición revolucionaria del capitalismo al socialismo y comunismo.

Los datos antes referidos han motivado que en diferentes medios de prensa se diga que “Marx está de moda”; sin embargo, el fenómeno no puede ser explicado de forma tan simplista. Estudiar y releer las clásicas obras del creador del marxismo demuestra la necesidad de comprender la naturaleza de la crisis que afecta al sistema capitalista, pero, sobre todo, buscar la salida definitiva a la misma y encontrar la perspectiva del desarrollo histórico de la sociedad. Es una expresión de la pérdida de terreno de la prédica de los ideólogos burgueses que, a raíz de la debacle de los países de Europa del Este, teorizaron sobre el neoliberalismo como la panacea para resolver los problemas sociales y difundieron la idea que el socialismo es una utopía en tanto que quienes lo defendían eran unos dinosaurios.

La avidez por leer a Marx demuestra la renovada vitalidad de la teoría científica del socialismo y el comunismo, a la luz de la crisis general del sistema capitalista mundial.

28
Oct
08

Vigencia del Manifiesto Comunista / La crisis económica está en la raíz del capitalismo

La estrechez de las relaciones sociales del capitalismo impide la absorción de la riqueza creada, lo que deviene no solo en el constante incremento de las tasas de explotación a las clases trabajadoras, sino además en el aparecimiento de sucesivas crisis que solo pueden ser superadas “preparando el camino para otras más destructivas y extensas”.

Cuando Marx y Engels escribieron el Manifiesto Comunista y desarrollaron toda su concepción revolucionaria sobre las sociedades y el inevitable triunfo del socialismo, la humanidad no conocía el capitalismo como ahora se presenta; era una época en la que este sistema apenas estaba creciendo en Europa, sin embargo tuvieron la capacidad de analizarlo y encontrar sus rasgos esenciales, su dinámica interior para comprender cómo y hasta dónde llegaría su ulterior progreso.

La relectura de este documento, particularmente en estos días en los que las potencias capitalistas se estremecen por efecto de una aguda crisis, permite entender la razón del análisis marxista sobre el capitalismo, y sobre todo la vigencia absoluta de sus postulados.

En el análisis que respecto del aparecimiento y desarrollo del capitalismo realizan, Marx y Engels advierten aquello que Lenin estudiaría a profundidad al analizar la época del imperialismo: el dominio de la burguesía sobre el mercado mundial y el aparecimiento de las empresas monopólicas. “La moderna sociedad burguesa- con sus relaciones de producción, de intercambio y de propiedad- es una sociedad que ha conseguido unos gigantescos medios de producción y de intercambio, y es como el brujo que ya no puede controlar las fuerzas del infierno que ha desatado”, escribieron. La burguesía es incapaz de controlar las cíclicas crisis económicas que se producen, como la que en estos días presenta. La irracionalidad de sistema la descubren al sostener la capacidad de la burguesía para revolucionar incesantemente los medios de producción, al punto que el mundo podría disfrutar de lo suficiente para vivir a plenitud con educación, salud, vivienda, trabajo, recreación, etc., sin embargo la estrechez de las relaciones sociales del capitalismo impiden la absorción de la riqueza creada, lo que deviene no solo en el constante incremento de las tasas de explotación a las clases trabajadoras, sino además en el aparecimiento de sucesivas crisis que solo pueden ser superadas “preparando el camino para otras más destructivas y extensas”.

La burguesía ha pretendido desmentir la aseveración formulada en el Manifiesto respecto de la miseria creciente de la clase obrera, pero análisis económicos constatan que la parte del Producto Nacional Bruto de la clase obrera decae constantemente en todos los países del mundo aunque, cierto es, en algunos momentos, debido a su movilización y fortaleza, haya obtenido concesiones importantes. En términos relativos existe un declive constante de sus niveles de bienestar respecto a la burguesía. Incluso en el período de auge económico de 1950-73, cuando los niveles de vida de la clase obrera crece en el mundo industrial avanzado, no ocurre lo mismo en el mundo colonial y neocolonial. Pero con la embestida neoliberal el capitalismo se quitó la máscara: Así, en Estados Unidos, entre 1980 y 1996 la proporción de ingresos del 5% de familias más ricas creció del 15,3% al 20,3% del PNB y, en ese mismo período, los ingresos del 60% más pobre descienden del 34,2% al 30%.

Tendencias análogas se observan en lo que respecta a la concentración del poder económico en un número cada vez más reducido de inmensas corporaciones, de modo que, en 1998, de las 100 entidades mayores de la Tierra 51 eran corporaciones y solo 49 países. Cuarenta mil agentes económicos en todo el planeta daban cuenta de más de la mitad del comercio mundial de manufacturas y de las tres cuartas partes de los servicios. En Estados Unidos 300 grandes monopolios ejercen el poder sobre el mercado y la economía de ese país, y unos 150 hacen lo propio en el Reino Unido, controlando el 85% de la economía de ese estado.

La concentración y centralización de la riqueza, denunciada por Marx y Engels, es una realidad.

27
Oct
08

Equivocada respuesta de Correa

Editorial del Semanario En Marcha, edición 1424

Equivocada la reacción de Rafael Correa frente a la movilización de los estudiantes secundarios, como negativa es la actuación del Ministro de Educación, Raúl Vallejo, que deliberada y malintencionadamente ha retrazado la entrega de un carné estudiantil que él, personalmente, se comprometió hacerlo hace dos años.

El rechazo de los estudiantes secundarios a la pretensión de los monopolistas del transporte de elevar las tarifas y el reclamo para que se cumpla con la entrega del carné estudiantil son acciones por demás justas. Con esa actitud no hacen otra cosa que combatir a un sector (los monopolistas del transporte) que tradicionalmente se ha identificado con el socialcristianismo y ha mantenido posiciones antipopulares; al mismo tiempo luchan por precautelar la economía de los hogares populares, afectada por la escalada alcista en el costo de la vida que no ha podido ser controlada por el gobierno central.

En una conducta que expresa madurez política, los dirigentes de la FESE han sabido distinguir claramente los blancos de su lucha, sin ubicarse en el plano de una fuerza de oposición al gobierno, como ha sido la pretensión de la derecha que, a su vez, hace esfuerzos por mostrar un supuesto quebranto o ruptura al interior de la tendencia democrática y progresista que apoya al gobierno, de la que los dirigentes estudiantiles reivindican ser parte. Sin embargo, Correa no actúa en correspondencia con aquello y ha pedido la expulsión de 16 estudiantes, entre ellos dos dirigentes de la FESE. El Presidente equivoca al no distinguir el derecho que tiene cualquier sector popular a demandar la atención de sus reivindicaciones y necesidades, de la provocación que puede surgir desde la derecha o de otro sector que busque torpedear el proyecto político en curso. El movimiento estudiantil secundario no responde a la política de la derecha, es, por el contrario, una fuerza que combate por el cambio motivada por visiones progresistas y antioligárquicas.

No es incompatible la movilización popular con la presencia de un gobierno democrático; todo lo contrario, es una necesidad para recordar o afirmar en él su razón de ser y, en otros casos, indispensable para mostrar a los enemigos del pueblo en dónde radica la fuerza del proyecto. Tal como han señalado los dirigentes estudiantiles, Correa debe pedir cuentas al Ministro de Educación por su actitud negligente en el tema del carné estudiantil y no debería mostrar una faceta que, en este caso, no le diferencia de gobiernos anteriores. Más aún, ninguno de los precedentes se atrevió a solicitar expulsión de estudiantes, en una lucha que viene desde hace cinco años.

Así como los estudiantes secundarios demandan atención a sus reivindicaciones, lo hacen también los universitarios en el tema de la gratuidad de la educación superior, los obreros en relación a la aplicación plena de ley que pone fin a la intermediación laboral o los pequeños comerciantes respecto a su derecho al trabajo. Es evidente que el gobierno tiene mucho que hacer por mejorar las condiciones de vida del pueblo y éste tiene derecho a hacerlo notar, para lo cual debe que elevar su voz. Los estudiantes secundarios han sacado una importante lección de la jornada del 16 de octubre: aún en condiciones de un gobierno democrático y progresista, la lucha es necesaria para que se atiendan los derechos; de no haber sido por ella no hubieran conquistado su carné, ni se hubiera frenado la pretensión de los transportistas. Lección válida para todo el pueblo

23
Oct
08

Nueva Constitución, nuevos desafíos

Por: Guido Proaño A. / Quincenario Opción

Se abre una nueva etapa en la vida política del país. Durante años nuestro pueblo ha pugnado por cambiar las cosas en esta sociedad que no le entrega otra opción que la resignación ante la pobreza, o al menos en ese estado anímico ha querido sumirlo las clases dominantes. Mas, con la aprobación de la nueva Constitución, el inevitable cambio despeja caminos y la esperanza se apodera de millones de ecuatorianos.

No ha sido fácil llegar a donde estamos, el triunfo electoral del 28 de septiembre fue uno más de los tantos combates que nuestro pueblo ha librado en estas décadas en contra de la explotación oligárquica y la dependencia extranjera. No es posible, y menos aún correcto, desligar el proceso político vivido los años precedentes –en el que las fuerzas populares han cumplido un papel dinámico y dinamizador- de lo que ahora está aconteciendo. Basta hacer memoria para constatar que muchos de los planteamientos contenidos en la nueva Constitución motivaron acciones y movilizaciones populares de diversa índole en todos estos años. No nos esforzamos en resumirlos ahora,   porque el olvido u omisión de algunos sería injusto con el esfuerzo de sus actores y el   valor que encierran y su contribución para los resultados actuales. Así es la dialéctica.

El resultado es que el pueblo ha conquistado una Constitución que puede preciarse por su contenido progresista. Como tal, no es más que un instrumento jurídico-político que define la naturaleza y características de lo que se aspira sea en Ecuador; marca pautas importantes, trascendentes, por ello la intensidad de la confrontación político-social que ha experimentado el país, y lo continuará haciendo.

Por lo tanto el cambio en sí aún no ha sido conquistado, tomando prestada una expresión popular bastante utilizada podemos afirmar que lo más difícil está por venir. Y así es porque ni la derecha se encuentra aniquilada como para pensar que por ese lado no habrá contradictores, ni existe compromiso pleno con el contenido total de la nueva Constitución en algunos funcionarios gubernamentales, como se observa en el tema de la gratuidad de la educación superior, cuya aplicación pretende ser interpretada por funcionarios de SENPLADES y no aplicada tal como la actual norma manda: “La educación pública será universal y laica en todos sus niveles, y gratuita hasta el tercer nivel de educación superior inclusive”.

Como ese pueden producirse nuevos intentos de “interpretación” que, por el lado que se lo mire, podrían escamotear o al menos disminuir el alcance de algunas conquistas sociales. Ese es un escollo que habrá que superar,  pero talvez el más difícil vendrá de mano del obligado proceso de reformulación de normas legales en temas como el minero, petrolero, educativo, laboral, etc. que habrá de ponerlas en correspondencia con los principios que la nueva Carta Magna establece. De hecho, esto reavivará la confrontación político-social cuando los sectores oligárquicos busquen una y mil formas para impedir que dichas normas legales correspondan a lo que dice la Constitución, y los sectores populares –por su lado- combatan tal pretensión y pugnen por cristalizar el cambio.

El país tiene una nueva Constitución, el gobierno tiene un instrumento para construir un nuevo Ecuador, pero solo el movimiento popular tiene la fuerza para su materialización. Con la nueva Constitución el enseñoramiento neoliberal ha recibido un golpe mortal, pero no podemos perder de vista que el poder aún está en manos de la burguesía.

22
Oct
08

La crisis atrapa a todos

Editorial del Semanario En Marcha, Edición 1423

22 octubre 2008

La crisis financiera que sacude a las potencias capitalistas no es un problema de su exclusiva incumbencia, tiene –y tendrá en mayor medida en el futuro inmediato- manifestaciones y efectos planetarios por tratarse de una crisis económica que deviene de la naturaleza misma del sistema y debido al grado de mundialización del capitalismo.

Los efectos de la crisis, y la crisis en sí, golpean ya a algunos países de Latinoamérica. En México, el Banco Central ha debido subastar 1500 millones de dólares para frenar la caída del peso; en Brasil, país en el que su moneda también se ha devaluado, las dos principales empresas productoras de papel y pulpa de papel han experimentado pérdidas millonarias y el gobierno de Lula prevé recortes presupuestarios; en Argentina se han tomado medidas proteccionistas a la industria local controlando las importaciones de China y Brasil, a más de tener que enfrentar la devaluación del peso. De acuerdo a estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo BID, el ritmo de crecimiento de la economía latinoamericana sufrirá una reducción al 3%.

Nuestro país no podrá escapar a la vorágine por tener una economía dependiente del vaivén del capital financiero internacional. Es previsible la disminución de las ventas al exterior de algunos productos que ahora generan altos ingresos como las flores, el banano y el camarón; el petróleo tendrá su parte por dos vías: por la disminución del precio del barril en el mercado mundial (problema ya presente, pues, nuestro petróleo se está cotizado a 54 dólares, mientras en el Presupuesto General del Estado está fijado a 85 dólares por barril), así como por la disminución de los niveles de compara del producto por parte de los países industrializados a causa de la recesión económica; las remesas de dólares de los migrantes disminuirán por la pérdida de puestos de trabajo que experimentan EEUU y los países europeos; los flujos turísticos también se verán mermados, afectado a la economía del país.

No son los únicos problemas que deberá enfrentar la economía ecuatoriana, con las evidentes secuelas de orden social. Y es justamente este elemento el que debe tener en cuenta el gobierno de Rafael Correa a la hora de adoptar medidas para enfrentar la crisis. No solo se debe actuar para que los efectos económicos en el país sean menores, sobre todo debe tomarse medidas para precautelar o proteger a los más necesitados, a los más pobres, de manera que no ocurra lo de siempre, es decir, que la crisis sea un momento en el que los más poderosos aprovechan para poner en orden sus negocios y proteger sus millonarias utilidades.

Se han anunciado ya recortes presupuestarios para el año 2009, pero éstos no pueden afectar al sector social: educación, salud, vivienda, empleo. La ocasión debe ser aprovechada para adoptar medidas de protección a la producción nacional y que desarticulen todo el andamiaje económico neoliberal que ha privilegiado los intereses del capital extranjero. No pagar la deuda externa para enfrentar la crisis debe ser una de las banderas que levante el movimiento popular.




Documentos Centrales

julio 2018
L M X J V S D
« Ene    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Categorías

Categorías

Categorías

Blog Stats

  • 11,585 hits

Categorías

Anuncios