22
Oct
08

La crisis atrapa a todos

Editorial del Semanario En Marcha, Edición 1423

22 octubre 2008

La crisis financiera que sacude a las potencias capitalistas no es un problema de su exclusiva incumbencia, tiene –y tendrá en mayor medida en el futuro inmediato- manifestaciones y efectos planetarios por tratarse de una crisis económica que deviene de la naturaleza misma del sistema y debido al grado de mundialización del capitalismo.

Los efectos de la crisis, y la crisis en sí, golpean ya a algunos países de Latinoamérica. En México, el Banco Central ha debido subastar 1500 millones de dólares para frenar la caída del peso; en Brasil, país en el que su moneda también se ha devaluado, las dos principales empresas productoras de papel y pulpa de papel han experimentado pérdidas millonarias y el gobierno de Lula prevé recortes presupuestarios; en Argentina se han tomado medidas proteccionistas a la industria local controlando las importaciones de China y Brasil, a más de tener que enfrentar la devaluación del peso. De acuerdo a estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo BID, el ritmo de crecimiento de la economía latinoamericana sufrirá una reducción al 3%.

Nuestro país no podrá escapar a la vorágine por tener una economía dependiente del vaivén del capital financiero internacional. Es previsible la disminución de las ventas al exterior de algunos productos que ahora generan altos ingresos como las flores, el banano y el camarón; el petróleo tendrá su parte por dos vías: por la disminución del precio del barril en el mercado mundial (problema ya presente, pues, nuestro petróleo se está cotizado a 54 dólares, mientras en el Presupuesto General del Estado está fijado a 85 dólares por barril), así como por la disminución de los niveles de compara del producto por parte de los países industrializados a causa de la recesión económica; las remesas de dólares de los migrantes disminuirán por la pérdida de puestos de trabajo que experimentan EEUU y los países europeos; los flujos turísticos también se verán mermados, afectado a la economía del país.

No son los únicos problemas que deberá enfrentar la economía ecuatoriana, con las evidentes secuelas de orden social. Y es justamente este elemento el que debe tener en cuenta el gobierno de Rafael Correa a la hora de adoptar medidas para enfrentar la crisis. No solo se debe actuar para que los efectos económicos en el país sean menores, sobre todo debe tomarse medidas para precautelar o proteger a los más necesitados, a los más pobres, de manera que no ocurra lo de siempre, es decir, que la crisis sea un momento en el que los más poderosos aprovechan para poner en orden sus negocios y proteger sus millonarias utilidades.

Se han anunciado ya recortes presupuestarios para el año 2009, pero éstos no pueden afectar al sector social: educación, salud, vivienda, empleo. La ocasión debe ser aprovechada para adoptar medidas de protección a la producción nacional y que desarticulen todo el andamiaje económico neoliberal que ha privilegiado los intereses del capital extranjero. No pagar la deuda externa para enfrentar la crisis debe ser una de las banderas que levante el movimiento popular.

Anuncios

0 Responses to “La crisis atrapa a todos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Documentos Centrales

octubre 2008
L M X J V S D
    Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Categorías

Categorías

Categorías

Blog Stats

  • 11.624 hits

Categorías

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: